¿Eres bailarín/a? Aprende a comer (2ª parte)

47790-620-282

1. ¿Qué hay que comer a diario?

En líneas generales, la dieta habitual del bailarín debe ser variada, conteniendo alimentos vegetales, frutas, cereales y legumbres principalmente, poco contenido en grasas y aporte de proteínas.

Alimentos de deben tener una especial consideración son el hígado de ternera y los mejillones al vapor (hierro absorbible), el brócoli (antioxidantes), alcachofa, pescado salvaje (omega3), quinoa (parecido al cereal), frutos secos (sin freir ni salar), cítricos, kiwis, piña y papaya (enzimas)

2. ¿Cuáles son tus alimentos fetiche?
Los aceites en spray. Perfectos tanto para rociar nuestras ensaladas con poca cantidad de grasa pero bien repartida.

Las tortitas de arroz integral son un aliado perfecto para comer entre horas, son prácticas y cómodas de llevar. Acompañadas de una loncha de pavo, nos ayudarán a llegar a la hora de la comida saciados.

Gelatinas, el postre ideal. Es una fuente increíble de aminoácidos, proteínas y energía que muchos infravaloran.

Infusiones y tés para escapar de refrescos y bebidas alcohólicas, ya que el aporte de calorías vacías de estos es elevado.

3. ¿Y los alimentos prohibidos?

No soy partidaria de prohibir ningún alimento, se necesitan y hay momentos para todo. Solo daría la recomendación de evitar el consumo de alimentos con elevado contenido de grasa y azúcar, como las patatas fritas o la bollería industrial.

bulimia-anorexia-trastornos-alimentacion

4. ¿Un buen desayuno?

El desayuno debe ser entre un tercio y un cuarto de las calorías totales del día. Debe contener fruta, lácteos (leche de avena, arroz o quinoa si hay intolerancia a la leche), cereales, pan y tortilla francesa o jamón de pavo o serrano.

5. ¿Es bueno ser vegetariano?

Ser vegetariano representa, para muchas personas, toda una filosofía de vida. Es, sin duda, una decisión muy personal que está avalada por argumentos que, aun contando con muchos defensores, han sido tradicionalmente discutidos tanto por nutricionistas como por médicos. Entre los vegetarianos existen desde justificaciones dietéticas (es más saludable), éticas (no matar animales) o sociales (rebeldía ante los excesos alimenticios de la sociedad actual) hasta razones humanitarias (reducir el gasto para obtener proteínas animales y luchar así contra el hambre).

Si la dieta no esta bien organizada, pueden aparecer deficiencias de ciertos nutrientes aportados en mayor proporción por la carne y el pescado en la alimentación tradicional, como hierro de fácil absorción, zinc y vitamina B12, especialmente durante el embarazo y etapas de crecimiento y desarrollo, puesto que las necesidades están muy aumentadas. También puede verse comprometido el aporte de calcio y vitamina D si no se respetan las raciones recomendadas de leche, huevos o derivados.

Raquel7

Bailarina: Raquel Santacruz.

6. Si tienes sólo 5 min, para merendar, ¿Qué comes?

Alimentos fáciles de llevar en el bolso o la mochila, como Una pieza de fruta, bebidas isotónicas, barritas energéticas, frutas deshidratas, frutos secos…

7. ¿Nos das un consejo como nutricionista y bailarina?

Los profesionales de la danza sienten una inmensa presión para mantenerse delgados. Uno de sus mayores temores es el de ganar peso y tener que luchar contra una imagen ante el espejo y el público, al que se deben en su vida profesional y artística.

Buscando el cuerpo perfecto, los bailarines (sobre todo la danza clásica), con más frecuencia que otro tipo de profesionales, llegan, a sufrir los temidos trastornos de conducta alimentaria como la anorexia y la bulimia nerviosas. Así lo han constatado diversos centros de investigación. Una educación nutricional adecuada y adaptada para los profesionales de la danza sería una herramienta muy válida, la danza no es solo entrenamiento, aptitudes y talento, es un compendio de todo.

Si hay una mejora del estado nutricional, habrá una mejora del desempeño técnico-artístico de los bailarines.

Recuerda no tomar hidratos de carbono simples (miel, geles, dulces, azúcar, mermeladas, etc.) ya que una ingesta de ello durante los 30-60 minutos previos al ejercicio, puede producirse una hipoglucemia reactiva (hiperinsulinismo) que conduce al agotamiento y la fatiga. Este hecho no se produce con la fructosa (fruta).

Para los que se no leyeron la primera parte podéis clicar aquí.

raquelsantacruzjpg

Raquel Santacruz García

Diplomada y Graduada en Nutrición Humana y Dietética.

Especializada en Nutrición Deportiva.

Titulada en danza clásica por el conservatorio de Murcia.

Becada en danza contemporánea por el Centro Andaluz de danza de Sevilla.

Becada en la compañía The Work, Jennifer Muller, Nueva York.

Bailarina de la compañía Chinabaus danza, ha bailado con OtraDanza y en taller coreográfico de Johan Inger. Actualmente bailarina del Centro Coreográfico Gallego.

Contacto: tuasesoraennutricion@gmail.com

2 pensamientos en “¿Eres bailarín/a? Aprende a comer (2ª parte)

  1. Pingback: ¿Eres bailarín/a? aprende a comer (1ª parte) | Danzaralia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *