¿Cuál es la típica carrera de un bailarín de ballet?

El ballet clásico es una de las formas de danza más prestigiosa y demandante. La carrera de un bailarín de ballet comienza temprano y acaba temprano.Un bailarín atraviesa por años de entrenamiento, preparación, audiciones para obtener trabajo, horas de dedicación y ensayos que requieren una gran demanda de esfuerzo físico y mental, en todo este proceso experimentan las alegrías que provoca la experiencia del trabajo artístico y sobre el escenario. Aunque la carrera es muy corta, cuando termina existen nuevos caminos a los cuales se puede dar enfoque.

Entrenamiento

Los bailarines de ballet son artistas y a la vez atletas que deben trabajar extraordinariamente duro a lo largo de sus carreras, representando la “perfección” a cada nivel. Desde muy temprana edad, este oficio requiere un intenso sacrificio, dedicación y disciplina. Aproximadamente son de 8 a 10 años de entrenamiento para poder llegar a ser un bailarín profesional de ballet. La edad ideal para comenzar el entrenamiento es entre los de 7 y los 10 años. Cuando el estudiante llega a los 14 ó 15 años, se encontrará tomando de 10 a 15 clases diferentes por semana. Una vez siendo profesional, los bailarines aún siguen tomando clases casi a diario para refinar y mantener su técnica y estar en optimas condiciones de estado físico.

Trabajo

A la edad de los 17 ó 18 años, un típico bailarín llega a tener su primer casting, ya sea para unirse o ser aprendiz con una compañía de danza. La competencia es alta y voraz, ya que existen más bailarines que las vacantes disponibles. La esperanza de conseguir una carrera con una de las compañias más existosas a nivel mundial es limitada y solo unos cuantos lo consiguen. El bailarín de ballet típico se une a una compañía nacional de menos renombre o una empresa regional. Esto continúa durante toda su carrera. El empleo es a menudo impredecible, lo que lleva a muchos bailarines a complementar sus ingresos con otros trabajos.

Progreso

La mayoría de los bailarines comienzan su carrera profesional en el cuerpo de baile de la compañía. Si el bailarín es especialmente talentoso y hábil, puede ser promovido a solista, y luego a bailarin principal. Si el bailarín es extraordinario, puede alcanzar el nivel para poder seleccionar las posiciones que se encuentran a su alcance: prima ballerina o premier danseur. Con mucha más competencia en las compañías más célebres, un bailarín a menudo elige una compañía de menor prestigio para alcanzar ser solista o el estado principal y llevar a cabo las funciones más deseadas.

Vida diaria

La vida de un bailarín está llena de clases diarias y ensayos. Un día típico de trabajo puede comenzar con un máximo de cuatro horas de clases, seguidos de cuatro a seis horas de ensayo, a menudo concluyendo con un espectáculo nocturno de dos horas. El ritual comienza de nuevo al día siguiente. Aunque los bailarines suelen tener un día de fin de semana fuera de las clases, ensayos y actuaciones dirigidas a lo largo del fin de semana. Los bailarines tienen poco tiempo para su vida social fuera del mundo del ballet.

Las transiciones de carrera

Los riesgos de la danza toman una fracción importante en el cuerpo, otorgando a los bailarines una de las tasas más altas en lesiones en el puesto de trabajo. Debido a las exigencias físicas, la mayoría de los bailarines se retiran en sus treinta años. Las lesiones pueden detener la carrera incluso antes. La mayoría de los bailarines retirados pasan a convertirse en maestros, coreógrafos, o administradores de ballet, mientras que algunos pasan a convertirse en directores artísticos o productores.

Fuente: http://everydaylife.globalpost.com/typical-career-ballet-dancer-15045.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *