Archivo por meses: febrero 2017

Alimentación vegana en bailarines, ¿Es posible?

puntas. y alimentacion

La dieta vegana e incluso vegetariana suele estar mal vista, llevando a pensar que es deficitaria a nivel nutricional y por lo tanto que no puede ser sostenible en el tiempo. Pero estamos muy equivocados. Para empezar, cualquier dieta, ya sea vegana, vegetariana, u omnívora, debería de estar bien planificada, y actualmente nos encontramos con una gran cantidad de personas enfermas (diabetes, cáncer, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, obesidad y un largo etcétera), la mayoría de ellas siguiendo dietas omnívoras.

Es frecuente que las personas que cambian sus hábitos y se acercan al veganismo empiecen a informarse más sobre alimentación, con lo cual suelen tener dietas bastante saludables y equilibradas, sin carencias nutricionales. De hecho, en el 2003 la Asociación Americana de Dietética publicó su postura oficial sobre las dietas vegetarianas, en el cual se respaldaban dichas dietas si son apropiadamente planeadas. En el 2009 la Asociación Americana de Dietética revisó y reafirmó dicha postura:

Sigue leyendo

Mi momento

Mimomento

Tic – tac – tic – tac… Miro el reloj, las 8:05, llego tarde a la reunión. ¡Maldito coche el que tengo delante! ¿Es que la gente no tiene prisa, o que? Mis pulsaciones se aceleran. Me dan ganas de bajar la ventanilla y soltar un par de tacos, pero en lugar de eso realizo un aspaviento con la mano, deslizo un chasquido con la boca y me contengo. Ya llego de mal humor, debería de haberme tomado un café… he desayunado mal y me siento débil, me cuesta pensar con claridad… ayer no tuve tiempo de prepararme la reunión… improvisaré, más o menos ya sé de qué va el tema. Ya son las 15:00, voy a comer algo, estoy agotada!! Todavía me quedan cosas pendientes por terminar y el móvil no para de vibrar… no sé si voy a poder cerrar hoy todos los temas. Una llamada… – Sí soy yo, dígame… ¿Cómo? No puede ser, si esto ya lo hablamos ayer… ya lo tengo en cuenta pero no habíamos quedado así… ¿AHORA? ¿No puede ser mañana? – Así van pasando los días, acumulando tareas, problemas, estrés…. suerte de MI MOMENTO. Es sagrado. Sin él no podría sobrevivir a esta vorágine. Cuando entro en la clase todo eso se queda fuera, puedo ser yo. Mi mente se libera y mi cuerpo fluye… SOY FELIZ. No me preocupo más que de mí, de mis movimientos, y me siento libre. Como si nunca hubiera tenido esas responsabilidades tan agotadoras… y me planteo… ¿Todo eso que hay ahí fuera… es realmente tan importante? Suerte que te tengo a ti.